21 de junio, Día Internacional de la educación no sexista

El Centro Cultural Poveda comparte algunas reflexiones en torno a la manera de cómo nos relacionamos con niños y niñas en nuestros hogares y centros educativos, hoy 21 de junio, Día Internacional de la educación no sexista.

Gracias a los avances sociales de las últimas décadas, podemos decir que el derecho a la educación está cada vez más ampliamente cubierto. A pesar de que la mayoría de niños y niñas acuden a la escuela cada día, aún persisten estereotipos de género que discriminan a las niñas, adolescentes y mujeres de todas las edades:

  • Niñas y adolescentes que se ven obligadas a dejar la escuela, por quedar atrapadas en una unión temprana o por estar embarazadas.
  • Niñas y adolescentes a las que no se les permite izar la bandera en el acto escolar.
  • Niñas y adolescentes que reciben maltrato si practican algún deporte considerado de hombres (baloncesto, fútbol u otro).
  • Niñas y adolescentes a las que se les da menor participación en clase.
  • Niñas y adolescentes con las que se promueven el estereotipo de que no pueden ser buenas en Ciencias (Matemática, Física, Química, otras) y se incentiva poco para que se interesen por esas áreas académicas.
  • Niñas y adolescentes a las que se les fomenta que sus profesiones deben ser de servicios (enfermeras, maestras) o cuidadoras del hogar.
  • Mujeres jóvenes que se graduarán en mayor proporción en universidades que sus compañeros, pero que probablemente tendrán menos oportunidades de acceder a un trabajo o ejercer sus carreras.

Cualquier situación de discriminación hacia una niña, o de reproducción de estereotipos de género, que se da en un centro educativo, es un ladrillo más en ese muro que son las brechas de género. Menos oportunidades para las mujeres, menor salario para las mujeres aun realizando el mismo trabajo que los hombres, menor participación política y posiciones de liderazgo, mayor probabilidad de pobreza, situaciones de violencia de género y feminicidios.

La educación es la base de la sociedad. Desde los centros educativos se construye la sociedad que queremos. Es por eso que, para conseguir una sociedad con igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, necesitamos una educación con un trato igualitario para niños y para niñas. Sin discriminación. Sin estereotipos de género.

Hoy, 21 de junio, Día Internacional de la educación no sexista, es el día para recordar la importancia de la coeducación como semilla de una sociedad justa, inclusiva e igualitaria. La coeducación es “un método educativo que parte del principio de la igualdad entre sexos y la no discriminación por razón de sexo. Coeducar es educar a niños y niñas de la misma manera, y no hacerlo de modo diferente según su sexo”.

Nos comprometemos con una escuela inclusiva y equitativa, con iguales oportunidades para todas y para todos.

Yudelka Mancebo y Alberto García