20 de junio, Día del Orientador, Orientadora Escolar

Día del profesional de la Orientación

En estos tiempos de cuarentena que vive la sociedad dominicana a causa del COVID-19, hay una persona que ha venido desempeñando un rol muy necesario en estos momentos, ofreciendo apoyo psicoafectivo permanente a todos los actores de la comunidad educativa que han sido afectados por este virus y llevando mensajes de esperanza a las familias mediante acciones de acompañamiento vía telefónica o de manera virtual. Nos referimos al profesional de la Orientación Educativa.

Hoy 20 de junio se conmemora en nuestro país, el día del profesional de la Orientación. El Centro Cultural Poveda quiere reconocer en este día, a este ser humano que muchas veces se convierte en el alma de la escuela, ofreciendo su amor y su servicio profesional a estudiantes, docentes y familias.

¿Cuál es el sentido de esta profesión y cuál es la importancia del rol de las orientadoras y orientadores? Este profesional tiene un rol preponderante en los tiempos actuales, por su función de asesoría, acompañamiento psicopedagógico y mediación, especialmente en el ámbito escolar. “La Orientación Educativa constituye un apoyo a todos los Niveles y Modalidades del Sistema Educativo… Propone las evaluaciones e intervenciones psicopedagógicas que sirven de referencia para las adecuaciones que realizan el maestro y la maestra a fin de responder a las necesidades de aprendizaje de las y los estudiantes” [1]

Entre los servicios que ofrecen los profesionales de orientación en los centros educativos se privilegian cuatro líneas generales de intervención: el apoyo a la implementación de temas transversales del currículo, tales como la convivencia armoniosa y la educación sexual integral; el apoyo psicopedagógico, en el que se incluyen los aspectos psicoafectivos; el apoyo a la población estudiantil en situación de vulnerabilidad basado en la atención y prevención de riesgos psicosociales, así como el fortalecimiento de la participación y desarrollo estudiantil y la orientación a sus familias.

Entre sus funciones más relevantes señalamos las siguientes: dar seguimiento a los procesos de enseñanza y aprendizaje que tienen lugar en sus centros educativos, participar de las estrategias de acompañamiento psicopedagógico en los salones de clases como parte del equipo de gestión, apoyar en la identificación de las necesidades especiales de los y las estudiantes en situaciones de vulnerabilidad, mediar en situaciones de conflictos, procurando la búsqueda de soluciones que favorezcan un buen clima escolar, desarrollar estrategias de prevención de riesgos psicosociales que afectan la labor educativa, promover la cultura de inclusión y no discriminación, desarrollando acciones formativas y de acompañamiento con estudiantes y familias, desde el enfoque de derechos humanos.

La labor orientadora se concibe como una tarea de equipo que se lleva a cabo:

  • En el aula, en coordinación con el equipo docente.
  • En el Centro, como parte del Equipo de Gestión y de toda la comunidad educativa.

MINERD (2011) El Apoyo Psicopedagógico en los centros educativos. Sto. Dgo. Rep. Dom. [2]